Crear tu Newsletter. Guia Definitiva

Crear tu Newsletter. Guia Definitiva

Crear tu Newsletter. Qué es una newsletter; para qué sirve; cómo usarla; Como crear tu Newsletter. Guia Definitiva para  ponerla en funcionamiento; son algunas de las preguntas que voy a responder en este artículo. Sigue conmigo porque sin duda este es uno de los puntos clave del internet marketing y creo que bien merece unos minutos de tu tiempo.

newsletterQué es una Newsletter y para qué sirve

¿Qué es? Una newsletter es una publicación sobre un tema concreto que se manda a sus suscriptores de forma regular en el tiempo. Aquí me estoy refiriendo a una newsletter online (y no de papel) en la que el medio escogido para mandar la publicación es el email. Por ejemplo, mi newsletter, tal y como pone en la cajita, está dedicada al tema del marketing y de los negocios online.

¿Para qué sirve? La newsletter tiene muchas utilidades pero sin duda la principal de ellas es servir de reclamo para captar emails. Hoy en día (y esto viene siendo así desde la década de los 90) el mayor activo que puede tener un negocio en internet es su lista de suscriptores. Es indiferente si estás al mando de una empresa con presencia online o si eres un particular como es mi caso, desde hoy mismo deberías crear tu lista de suscriptores y trabajar para que día a día aumente el número de éstos. En este mismo artículo te voy a contar paso a paso cómo crear tu lista de suscriptores y mandarles los mensajes de tu newsletter.

Otros usos de una Newsletter:

Te ayuda a crear rapport con tu audiencia: El hecho de poder hablar directamente a tu audiencia y de forma recurrente en el tiempo, a través de un medio tan íntimo como el email, te ayuda fortalecer tu relación con ésta. Las relaciones se cimientan en la confianza y esta se construye a base de interacciones a lo largo del tiempo. Gracias a tu newsletter podrás mantener ese diálogo con tus suscriptores y afianzar así tu relación con éstos.

Te ayuda a conocer mejor a tu audiencia: En cualquier negocio o publicación sin ánimo de lucro es imprescindible saber qué está demandando tu audiencia de ti. De lo contrario crearías productos, servicios o contenidos que no interesan. Gracias a tu newsletter podrás formular preguntas concretas (práctica que recomiendo) a tus suscriptores y con sus respuestas sabrás qué cosas necesitan de ti. Si te suscribes a mi newsletter podrás ver cómo lo hago yo desde el primer email que recibes justo después de confirmar tu suscripción.

Te permite mandar tráfico a donde tú quieras: Pongamos que sacas un nuevo artículo en tu blog que consideras que es especialmente bueno y quieres que lo lea cuanta más gente mejor; o que sacas un producto o servicio y quieres darlo a conocer; tanto en un caso como en el otro tan sólo tendrías que mandar un email a tus suscriptores con un enlace a la página a la que quieres mandar el tráfico y describir brevemente el contenido que se van a encontrar si siguen el enlace. Esto puede parecer de poco valor si tu lista tiene pocos suscriptores pero si con el tiempo construyes una lista con miles de éstos la cosa cambia ¿verdad?

¿Por qué la lista de suscriptores es el mayor activo que puedes tener en internet?

La principal razón de esta especial valía de la lista de suscriptores es lo que hoy conocemos como el permission marketing. Esta forma de marketing consiste en que tu prospecto (potencial cliente) te da permiso para que le mandes tus mensajes de marketing de forma indefinida en el tiempo.

En otras palabras, éste te abre la puerta de “su casa” para que puedas hablarle directamente sin tener que competir por su atención con el resto de competidores tuyos en el mercado. Gracias a este permiso tú puedes ganarte la confianza del receptor de tus mensajes y lograr que la percepción que éste tiene de tu marca mejore y, con ello, logres incrementar tus ventas de productos o servicios.

Otras razones que hacen de la lista de suscriptores tu mayor activo online:

La lista es tuya y tienes un total control sobre esta: Todo lo que hagas en la Red está sujeto a las decisiones de terceros. Facebook, Twitter, Youtube e incluso lo que publicas en tu blog, podría dejar de existir por la intervención de terceros. Sí, lo que publicas en tu blog también puede quedar inservible (Google te penaliza y deja de mandarte tráfico) o incluso desaparecer (te hackean la página). Dios no lo quiera, pero de pasar eso podrías resurgir de tus cenizas en tiempo récord gracias a tu lista de suscriptores. Si tienes en tu lista a tus seguidores más fieles basta con que les mandes unos emails diciéndoles donde te pueden encontrar y que de paso te ayuden a dar a conocer la noticia.

Tus suscriptores son tu mejor audiencia: quien se suscribe a tu newsletter ha demostrado tener un interés especial por los contenidos que ofreces, no en vano te ha dejado su email para que le escribas directamente cuando tú quieras y de forma indefinida en el tiempo. Ni tus followers en Twitter, ni tus fans en Facebook, ni siquiera los que se suscriben a tu blog, han demostrado tanto compromiso contigo y tus contenidos como el que supone suscribirse a una newsletter. Además, su grado de respuesta a tus sugerencias o peticiones también acostumbra a ser superior al de cualquier otro seguidor tuyo.

Puedes automatizar el envío de mensajes: En la mayoría de los servicios de email marketing, sino en todos, te permiten automatizar el envío de mensajes a tus suscriptores. Con ello te aseguras que todos los contenidos de tu newsletter serán vistos desde el primero al último de los mensajes que la componen por tus suscriptores. Los blogs son muy buenos para destacar contenidos recientes pero en cuanto publicas cosas nuevas lo viejo va desapareciendo de la vista de tus visitantes. En cambio, los contenidos que utilices para tu newsletter no se perderán en el olvido sino que aparecerán en secuencia y de forma automatizada cada vez que alguien se suscriba a tu lista.

El dinero está en la lista: En internet se gana dinero de 2 formas: vendiendo tus productos o vendiendo los productos de otros y cobrando una comisión por ello. La inmensa mayoría de los que están ganando grandes sumas de dinero a través de internet lo están logrando principalmente gracias a sus listas. La cantidad de dinero que puedes ganar depende de 3 factores: (1) la cantidad de suscriptores que tengas; (2) la calidad de tus suscriptores en el sentido de más o menos targeted (interesados en lo que ofreces); y (3), la calidad en la relación que tengas con los suscriptores de tu lista. Aunque esto es cierto, hay que ir con cuidado a la hora de tratar monetizar tu lista pues a nadie le gusta que le estén vendiendo cosas todo el rato, aunque sean cosas de su interés.

Características de una buena Newsletter

Tus lectores, aunque estén interesados en los contenidos que compartes en el blog, no se suscribirán a tu newsletter a no ser que tengan algún incentivo añadido para hacerlo. Una buena newsletter debería contener al menos estas 3 características:

1. Ofrece contenidos exclusivos que no se publican en el blog. Hay que dejar bien claro que lo que se comparte en la newsletter no se publica en el blog y que para disfrutar de esos contenidos no queda otra que suscribirse.

2. El contenido que compartes debe de ser de primera calidad. Si compartes basura o material refrito o de dudoso valor para tus suscriptores éstos o no los abrirán o directamente cancelarán su suscripción. Al contrario, comparte contenidos de primera calidad y no sólo nadie se moverá de tu lista sino que además un alto porcentaje de tus suscriptores abrirán tus emails.

3. La frecuencia con la que mandes tus mensajes es importante. Lo más importante es que no dejes pasar demasiado tiempo entre mensajes, de lo contrario corres el riesgo de que cuando finalmente mandes uno nadie le haga caso o, peor aún, cancelen su suscripción. Si envías demasiados emails lograrás el mismo efecto: que baje la ratio de apertura de los emails y que la gente cancele su suscripción. Yo personalmente creo que uno a la semana es un buen número, pudiendo ser dos (o incluso tres) en momentos muy puntuales.